México en confusión: reapertura sin recuperación económica

Julio Alejandro Millán C

 

 

Revista Industria Digital recuperó el boletín informativo de Consultores Internacionales, S.C. referente a la reapertura sin recuperación económica que, derivado del confinamiento de más de ocho semanas, por contingencia sanitaria del Covid-19, enfrenta México en un contexto de confusión que compromete seriamente la pronta recuperación.

Consultores Internacionales S.C. mantiene su estimación de crecimiento para el 2020 en -7.7% con observancia a la baja debido a los siguientes factores:

  • El plan de reactivación basado en el T-MEC, la reapertura de los municipios “de la esperanza” y de sectores “no esenciales” (minería, construcción e industria automotriz), han generado confusión y aparente descoordinación en el Gobierno Federal y con los gobiernos estatales y municipales.

  • La amenaza de una segunda oleada de contagios poniendo en riesgo la producción y el consumo.

  • La definición de políticas estructurales, como en el sector energético, que representan un retroceso para los mercados además de desalentar la competitividad y la inversión.

  • El incremento en los costos de la deuda pública y privada que figuren como un obstáculo para la inversión productiva en el corto y mediano plazo.

En consideración del contexto, se presentan los indicadores que fueron ajustados en las estimaciones y los factores que lo motivaron.

CONTEXTO MUNDIAL Y REGIONAL

La experiencia económica post-contingencia en China, zona cero de COVID-19, no es muy alentadora para los países que están en vías de la reapertura económica. Pese al incremento de 3.9% en la producción industrial, la inversión y el consumo privado, no han presentado signos de mejoría. La economía de Estados Unidos muestra los efectos de la parálisis de la pandemia. Al primer trimestre mostró un decremento de 4.8%, representando la mayor caída trimestral desde la crisis de 2008 y se espera que para el segundo trimestre, la caída del Producto se agudice.

América Latina será la última región que experimente la reapertura económica y debido a su limitado margen fiscal y monetario; así como los elevados niveles de informalidad, se advierte que la contracción estimada en 5%, pueda gravarse aún más

CONTEXTO NACIONAL

Sector real

El primer trimestre de 2020 de la actividad económica en México presentó una contracción del 1.4% anual, por lo que Consultores Internacionales, S.C.® mantiene su estimación de crecimiento con observación a la baja por:

  • La caída del 15.0% anual en abril en la producción industrial de Estados Unidos significará una mayor contracción en nuestro país. Vale decir que la recuperación todavía es incierta para ambos países.

  • El apresuramiento del levantamiento de las medidas de sana distancia podría traer consigo una nueva oleada de contagios que terminará por agravar la duración de la pandemia y, en consecuencia, el tiempo que permanecerá la inactividad económica.

  • Aun cuando no se esperan estímulos fiscales a las empresas por la promesa de austeridad, se estima un aumento en la deuda pública (como porcentaje del PIB) en 15% debido a la disminución de los ingresos presupuestarios y la depreciación del peso.

  • En el clima de negocios prevalece la desconfianza de los inversionistas a causa de la toma de decisiones por parte del gobierno, lo que limitará la inversión y dificultará la recuperación en sectores clave. La calificación soberana a la baja presenta con riesgos de continuar deteriorándose.

En cuanto a la tasa de desempleo, se prevé que se ubique entre 5.3% y 6.2%, con pérdida de hasta 580 mil empleos formales, debido principalmente a:

  • La tasa de desempleo observada en Estados Unidos con un máximo histórico de 14.7% (pérdida de 30 millones de empleos).

  • La disminución de empleos formales en México durante el primer cuatrimestre en 494 mil puestos; pero se espera que, tras la reactivación económica, el empleo perdido tienda a recuperarse (sobre todo, en el sector servicios).

Mercados financieros

La inflación se ha mantenido con una tendencia decreciente debido la reducción en el componente no subyacente por los precios en la gasolina.

Durante el año, estimamos que la inflación general esté por debajo del objetivo del Banco de México e incluso se espera que, en el corto plazo, la tasa de inflación continúe decreciendo.

En 2020, estimamos una inflación anual de 2.8%

Ante las condiciones de alta volatilidad en los mercados financieros internacionales, diversos Bancos Centrales (entre ellos, Banco de México) han decidido bajar sus tasas de interés y, prevemos que, en México, continúe el relajamiento monetario ubicando la tasa objetivo en niveles cercanos al 4.5 por ciento.

Las expectativas de recuperación económica en México y el mundo han posicionado al peso en un valor de 23.9 pesos por dólar al cierre de abril, pero si las condiciones crediticias del país no mejoran y la percepción de riesgo se hace más evidente, se espera continúe la depreciación del tipo de cambio.

Sector externo

En abril, los volúmenes de comercio presentaron fuertes caídas. Las exportaciones totales presentaron un crecimiento negativo del 40.9% respecto de 2019, mientras que las importaciones presentaron un crecimiento del – 30.5% respecto de este mismo año.

La caída en los volúmenes de comercio habrá que confirmarse el próximo mes con los datos revisados, pero se anticipa este comportamiento por la contracción de la balanza comercial petrolera y la lentitud del tráfico de mercancías hacia los principales socios comerciales de México. En los siguientes meses podría observarse una mínima recuperación, principalmente en las importaciones, debido a la reactivación económica de Europa y China, sin embargo, el panorama sigue siendo negativo pues el comercio mundial no se ha restablecido.

Consultores Internacionales, S.C.® estiman que las importaciones para 2020 cerrarán en 350 mil millones de dólares con una caída del -22.8% respecto de 2019.

En cuanto a las exportaciones, se recalca la importancia de la sincronización del ciclo económico con Estados Unidos, ya que el riesgo de no llevarlo a cabo llevaría a que la industria mexicana perdiera su lugar en la cadena de valor y las importaciones de Estados Unidos (que representan el 80% de las exportaciones mexicanas), sean sustituidas por proveedores de otros países.

Planteamos un escenario muy probable en el que las exportaciones alcancen un valor de 356 mil millones de dólares lo que significará una contracción del -22.8% respecto de 2019. Entre los principales factores que ponen en riesgo el buen funcionamiento del comercio internacional, encontramos:

  • El resurgimiento de tensiones comerciales principalmente por parte de Estados Unidos.

  • La persistencia del debilitamiento industrial en China y en Estados Unidos implicando una caída en la actividad industrial nacional.

  • La persistencia de las medidas de confinamiento que pueden provocar lentitud en el tráfico de mercancías. En materia de Inversión Extranjera Directa, hemos acortado nuestras previsiones en la captación estimando 21 mil millones de dólares debido a políticas públicas que han restringido la confianza de los inversionistas principalmente en el sector energético.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

 

 

Para visitar la nota completa: Haz click aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter